Tu blog de telefonía móvil con noticias de Android, Apple y más

"Nuestro objetivo es que R extienda su actividad a toda la Península Ibérica"

 CVC Capital Partners eligió a la operadora de telecomunicaciones R para efectuar su mayor inversión en España en los últimos cinco años. La operación en la que se invirtieron 236 millones de euros es una de las más importantes cerradas en Galicia desde que se inició la crisis. El director general de CVC en España, Javier de Jaime, explica que la participación en la compañía gallega no sólo tiene vocación de continuidad, sino que su intención es llegar a ser el socio mayoritario de la compañía.

–¿Por qué se fija CVC en el grupo R para realizar su mayor inversión de los últimos cinco años en España?

–El origen está en una conversación que mantuvimos con Honorato López Isla, actual presidente de R, y de nuestro interés en el sector del cable que venimos analizando desde hace bastante tiempo tanto en España como en el extranjero. Conocía a Honorato López Isla desde su época en Unión Fenosa y siempre hemos mantenido una muy buena relación. Hablamos de la situación de R, de la situación de Ono y le comentamos nuestro interés por poder hacer una operación en este sector. Nos pareció que R, de los que habíamos analizado, era una compañía muy atractiva y con un importante socio financiero como Caixanova que tenía el 66%. Le dijimos al presidente de R si en algún momento los socios minoritarios estaban interesados en vender y la compañía quisiera incorporar un socio financiero de nuestro perfil que nos avisase.

–¿Y qué le pareció su entrada a Caixanova?

–Muy interesante. Le pareció muy bien incorporar a un socio que fuese capaz de realizar una operación corporativa en este sector. El diagnóstico que hicimos con Honorato López Isla y Caixanova es que este es un sector que por lógica se debe consolidar, se debe de concentrar. Creemos que una compañía como R puede ser un actor principal en ese posible proceso de expansión más allá de la propia comunidad autónoma gallega.

–¿Fue difícil convencer a los accionistas para que vendieran?

–Ellos llevaban en la compañía desde su fundación hace diez años y eran conscientes de que habían cumplido su misión. Nuestro objetivo es mantener a R como lo más gallega posible y muy gallega, que es lo que es.

–Es la primera vez que CVC Capital entre en el mundo de las comunicaciones. ¿Cuál es su idea de futuro para la empresa?

–Hay un poco de mito de que las empresas de capital riesgo entran en compañías que van mal para reflotarlas. La realidad es que nosotros invertimos en compañías que sobre todo van bien, que tienen un buen equipo de gestión y que lo que quieren es crecer y apoyamos ese crecimiento. Este es exactamente el caso de R, compañía que ha hecho una labor magnífica y ha sido capaz de ganarle a Telefónica, probablemente la compañía de telecomunicaciones de mayor éxito del mundo. R en las zonas que está operando tiene el liderazgo del mercado frente a Telefónica. Esto quiere decir que lo está haciendo bien o muy bien. Lo que vamos a hacer es apoyar al equipo actual, la estrategia actual de ir penetrando en las principales ciudades y en los principales núcleos urbanos gallegos.

-¿Se plantean que R salga fuera de Galicia?

-Es uno de nuestros objetivos, bien por desarrollo orgánico o bien a través de ampliaciones de capital para acometer adquisiciones de otras operadoras fuera de Galicia. Pensamos que este es un sector que se va a ir consolidando, ya que hay una serie de operadores, unos a nivel autonómico, y otros a nivel nacional, que lo normal es que se vayan concentrando y creando un gran operador de cable a nivel nacional a medio plazo.

–¿Qué pueden aportar ustedes a R?

–Esta es una compañía de mucho éxito que ha basado todo su desarrollo en Galicia. Creemos que tiene que continuar ese desarrollo en la comunidad donde aún queda bastante por hacer, pero desde Galicia lo que tenemos que hacer es salir fuera. En nuestros planes está cubrir con nuestros servicios toda la Península Ibérica. Las fronteras ya no existen, tendremos que ir hacia Portugal y hacia el resto de España. ¿Y por qué no también hacia otros países?

–¿Con la misma marca?

–Eso es algo que tendremos que decidir en el futuro. Sobre todo lo tendrá que decidir el equipo directivo, pero no está tomada ninguna decisión.

–¿A la hora de realizar la inversión no les importó que se tratase de una compañía joven, con sólo diez años de existencia?

–No. R ha demostrado que una compañía que parte de cero hace diez años llegue a tener una posición de liderazgo en la comunidad donde opera, ser rentable, tener un proyecto de crecimiento muy atractivo o tener un equipo humano eficiente y motivado profesionalmente. Es una historia de un éxito del que Galicia se tiene que sentir orgullosa y donde nosotros queremos hacer continuar ese éxito y hacerlo más grande. Para ello no nos queda otra opción que salir de la comunidad autónoma, pero manteniendo tanto la sede como el equipo directivo en Galicia.

–¿Esta es la primera vez que CVC Capital Partners entra en el sector de las telecomunicaciones?

–Esta es otra cosa curiosa. Es la primera inversión que hace CVC en el mundo en este sector. Somos una compañía que participamos en todos los sectores, pero hasta este momento no habíamos tenido la ocasión de estar en las telecomunicaciones, aunque es difícil saber las razones. Quizás porque nunca habíamos tenido la oportunidad que nos hubiese convencido.

–¿Tienen la intención de ampliar su participación?

-Ya hemos hablado con Caixanova de nuestra intención de ampliar nuestra participación en el futuro.

–¿Hasta qué porcentaje?

-Eso dependerá. Podríamos llegar a la mayoría en el medio plazo, no es algo inmediato.

–Ustedes representan a fondos de inversión, ¿de dónde proceden fundamentalmente?

–Nosotros somos una compañía con sede en Luxemburgo, aunque somos gestores y asesores de una serie de inversores que confían sus fondos en nosotros. Tenemos inversores de todo tipo: fondos de pensiones norteamericanos y canadienses, desde gobiernos como el de Singapur o algunos bancos. Nuestros inversores son de tipología diferente pero su apuesta siempre es a largo plazo, como mínimo diez años que podemos extender por plazos adicionales de dos. Esto nos da un perfil muy interesante porque podemos estar en las compañías por plazos realmente largos. El periodo medio en las compañías que hemos participado en España es de nueve años. Somos inversores pacientes que sabemos que los proyectos buenos tardan en madurar.

–En el caso de R, ¿la inversión es de permanencia?

–Totalmente. Hemos dado un primer paso pero queremos dar muchos más. Estamos convencidos que el futuro de la compañía va a ser de crecimiento y estaremos más cerca de los diez años que de los cinco.

Visto en FaroDeVigo

Share
Categoría: R
Share